sábado, 31 de mayo de 2008

Planes

Como es habitual en estas fechas, la gente ya empieza a pensar en las vacaciones de verano. Hace una semana, yo lo tenía claro: unos días a Menorca a principios de septiembre y el resto por aquí, un hecho sin precedentes en mí. Teniendo en cuenta que estoy en época de vacas flacas pensé que quedarme por la zona por una vez no estaría mal. Me imaginaba veinte días de relax, fiestas de barrio, visitas al pueblo, playa, caipirinhas y Sunday Blues.
Sin embargo, hace unos días, durante mi viaje al Cabo de Gata, la cosa se lió. Mel y Jav me contaron que quizás iban a ir a la India, mi sueño de juventud. Cuando se barajó el hecho de que yo pudiera apuntarme, enseguida dije que no muy segura de mí misma, pero al poco me imaginé con el shari y fui cediendo hasta ser la más motivada del grupo.
Ahora hay dos opciones: la India o Barcelona, no hay término medio, ya os dije que no me gustaban las medias tintas. De hecho si me quedo aquí es probable que vuelva a lo del fútbol con los alemanes, a ver si se me pega algo de esta gente tan adelantada.
Cabo de Gata estuvo muy bien. Tuvimos muy buena suerte porque llovía en toda España menos allí. Había tres chicos solteros: uno sin pelo y cara desagradable, otro con pelo y clavado a mi ex y otro con pelo y patillas que me gustó un poco pero que no me hizo mucho caso.
En la foto, Mel y yo en Cabo de Gata.

3 comentarios:

mimi dijo...

Ay, Cabo de Gata... Qué bonito, qué playas, qué guay...
Por cierto, vimos a Arturo Valls en un bar-chiringuito-discoteca de playa.
Creo recordar que iba un poco de divo.

Elena dijo...

Mimi, no te acuerdas de nada, he de venir yo a refrescarte la memoria... Yo le entré a Arturo Valls porque me había comido una pastilla y estaba de subidón. A.V. (Arturo Valls) me confesó entonces que odiaba a Pablo Carbonell, de quien yo le había pedido el teléfono. Luego llegaste tu y le encantaste a un amigo de Arturo Valls que no te dejó en paz y que te pedía cosas como "dame un beso", no sé bien por qué. Y como colofón un amigo mío italiano empezó a increpar a un pescador andaluz ´porque había perdido la maglietta en la playa.

Y más cosas que no hace falta que cuente.

PS. Siempre he de estar ahí para recordártelo todo...

Anónimo dijo...

Que bé Myran! jo frisso per anar al cap des moix! A ver si algun dia lo hago. Viaje pendiente como muchos otros...
Besines hermosa!