jueves, 19 de junio de 2008

La campagne

Este lunes volví de mi viaje mensual, esta vez a Bressuire, al lado de Poitiers, en Francia, para el que todavía no se haya situado. Fuimos Hel y yo a visitar a AB y a última hora también se apuntó Bar, una amiga de AB que dio un toque de color al viaje.
El trayecto fue largo, doce horas de ida y once de vuelta. Aún así, lo soportamos con bastante dignidad, a base de paradas en las áreas de servicio francesas y sacando temas de conversación de diversa índole, como era de esperar en un coche con tres mujeres.
Sin contar los días de ida y vuelta, en Bressuire estuvimos dos días que aprovechamos para llenarnos los pulmones de aire puro, visitar granjas, beber leche recién ordeñada y comer pollos ecológicos. En definitiva, nos olvidamos del estrés de la ciudad y nos abocamos a los placeres de la vida rural.
Al final se me hizo un poco corto pero me sirvió para relajarme y para practicar mi francés que, en todos los sentidos, lo tengo un poco oxidado.
En la foto, AB, Hel y yo en una composición que pretendía ser original y divertida.

3 comentarios:

P.F. dijo...

Uff! Qué descripción tan esbiaixada del viaje. Como siempre, lo más importante está entre lineas. Bissoux!

ces dijo...

la foto es muy chula! verdes prados y aire puro! qué más se puede pedir?

Un besazo hermosa!

Mim dijo...

jajajaja!!! Me ha encantado eso de "pretendía ser original y divertida". A mí me parece de lo más graciosa, con vuestras cabecitas apareciendo por detrás de objetos varios. Se nota que estabais en medio de la naturaleza!!

Besotes!!