martes, 3 de abril de 2007

Paris mon amour

¿Cómo pude ignorar durante tantos años esta gran ciudad?
AB y yo hemos vivido unos días fantásticos y románticos en París. Hemos paseado, salido de marcha, conocido franceses, nos hemos reído mucho y peleado lo normal. Como dijeron Ade y su novio (nuestros guías en París) éramos como una pareja. Mi francés ha mejorado considerablemente (guarrillos) y por fin estoy motivada para aprender esa lengua de la que siempre despotriqué.
El hotel fue lo peor: pequeño, maloliente y casposo. Dos días no funcionó el agua caliente y cuando el último día le pedimos explicaciones a la responsable del hotel nos echó con gritos histéricos. Le dijimos que le haríamos muy mala propaganda y aquí, en esta página tan visitada, la haré: ¡No vayáis nunca al Hotel Montpellier! Lo dicho.
No os voy a aburrir con lo que hemos visto y dejado de ver. Voy a destacar un hecho que me llenó de gozo:
Delante del centro Pompidou había un chico monísimo con un cartel que ponía Free Hugs. Ya había oído yo de ese movimiento de gente que va repartiendo abracitos por allí. De repente, como ando falta de amor, tuve la necesidad de correr hacia él y abrazarlo. Fue un momento precioso y me sentí reconfortadísima.
Un día me dijo Nai, que es una de las personas más sabias que conozco, que para alcanzar la felicidad hay que recibir y dar cinco abrazos al día. Ahora no recuerdo si tenían que ser de personas diferentes o qué. Si es así, nunca seré feliz... La verdad es que no me veo con un cartelito paseándome por la plaza Catalunya.
Estando en París Pe me llamó y envió el sms más patético que me ha enviado nunca. Como el día en que hablamos era jueves, su mente simple ha asociado que el jueves es el día en que puede contactar conmigo y desde entonces cada jueves da señales de vida. Su fase gusano continúa...
En la foto, unos macaron, un dulce típico que nos encantó.

5 comentarios:

ab dijo...

Hola! Pues sí, efectivamente, París tiene un encanto especial, es tan romántico como dicen! Por eso no creo que fuera casualidad lo de encontrar a los Free Hugs justo allí. Myran, ese hecho te marcó mucho, así que creo que es algo que deberíamos practicar todos los días en la medida de lo posible. Por ejemplo, con nuestros compañeros de trabajo, con el panadero/a, charcutero/a, paki/a...

Kav dijo...

jajajaj

Me hace gracia lo de que P llame los jueves. Esa asoiación de ideas high level...

En fin...

Ml dijo...

Deberías llegar a F y decirles a tus compañeros de curro que es el día oficial de los abrazos. Sería una experiencia interesante, no? sobretodo para un antropólogo!!

xess dijo...

Vaya tela, frente a covent garden me encontré a un grupo de chicos regalando abrazos, tuve el impulso de correr a abrazarlos, pero me contuve.

Me alegro que te haya gustado tanto París..a mí me encantó Londres, que curioso yo que también era detractora de la city, genial!!

Que curiosidad el sms de P? muy arrastrado?

Un caluroso hug!!!

Mimi dijo...

Yo hace tiempo que tengo pendiente ir a Paris, porque aunque hiciese francés como primera lengua en mi carrera no significa que haya visitado la capital gala (mucha gente lo relaciona).
Lo de los Free Hugs sólo lo había visto en internet (justamente el video lo grabaron en BCN y creo que reconocí a uno de los abrazados) pero nunca en vivo y en directo.
P ya no tiene remedio... como dice Kav, high level!

Más kisses!!