sábado, 28 de julio de 2007

La visita

El encuentro con el Largo fue el peor de los tres que he tenido hasta ahora. Al principio le tenía manía porque no se lo había currado nada este último mes que habíamos estado separados. Cuando yo cojo manía a alguien la hemos cagado, se me nota mucho y me vuelvo completamente irracional. Pequeños detalles, como que llevaba riñonera o que tardaba mucho en la ducha, me sacaron de quicio.
Fuimos a la playa un par de días y no se dieron las típicas escenas tórridas de una pareja que va por primera vez a la playa. El momento morreos en el agua + tocamientos + no puedo salir porque estoy empalmado, no se dio. Eso me marcó mucho y allí vi que algo iba mal. Ahora pienso que quizás tengo muy idealizada la playa.
Al poco la cosa se normalizó y todo fue mucho mejor, pero no puedo decir que el amor haya llamado a mi puerta. De momento no hay más viajes previstos, a no ser, como dice Mel, que me pille un calentón y tenga necesidades básicas de ir. Aunque eso sería muy triste...
Ahora me siento vacía y no sé muy bien la razón. Quizás es porque yo quería enamorarme y no ha podido ser, o porque en el fondo este hombre tan alto me gusta y le echo de menos, o porque estoy trabajando un sábado por la tarde y no tengo plan para esta noche, o porque esta mañana una mujer se ha suicidado tirándose por la ventana al lado de mi casa. No sé.

5 comentarios:

kavers dijo...

Tía, no, no puede ser. Me ha impactado mucho mucho lo del suicidio... Muy mal, pobre mujer...

Por otro lado, creo que sí tienes idealizada la playa. Especialmente las de Barcelona, que son una mierda...

Filete dijo...

Muy fuerte lo de la mujer!
Si te sirve de consuelo yo he empezado a currar a las 9.30 de la mañana y aún sigo aquí (8 de la tarde!) y me he levantado a las 4.40 de la mañana para coger un avión. Aún así ha valido la pena ver a tanta gente querida! Faltabas tu florecilla salvaje!

El respectivo dijo...

Una pregunta ¿que tipo de riñonera era?.
¿Era de una de estas de jipi o de las de mil pins que se pusieron de moda a principio de los 90?. Si es de estas últimas me parece que es totalmente imperdonable, y si la lleva en el hombro a modo de bolso, peor todavía.
En cuanto al empalmamiento en la playa, creo que es algo que los hombres llevamos bastante mal...toda nuestra infancia nos la pasamos disimulándolo todas las mañanas (te puede ver tu madre), así que hay mil maneras de disimularlo: ponerte un slip debajo, cogertela con la goma del bañador, y alguno más.
Que putada lo del suicidio...a mi también me dejan de mal cuerpo

ces dijo...

Buff reina quiero verte animada, las escenas de la playa nunca son taaan maravillosas como nuestras mentes procesan, lo de follar en el mar es incómodo de cojones, el vaivén de las olas que puede parecer que te acompañe a mí me marea, y es como una sensación de envasado al vacío que no me acaba de gustar...

Si largo no es el amor de tu vida no pasa nada, almenos lo disfrutas en horizontal cuando se tercia y puede ser un amigo más que te ha subido el ánimo en muchos momentos...

Lo del curro piensa que en breve estarás de nuevo de vacaciones, si lo de trabajar en fin de semana después te compensa con días de descanso no, es mejor que estar todo un puto año esperando unos días de vacaciones...

Besos mi reina!

rossi dijo...

Yo creo que lo del "Largo" pasó porque te hiciste demasiadas ilusiones, ya sabes, eso que dicen que cuando hace tiempo que no ves a alguien acabas idealizando a esa persona...

No sé qué hay de cierto en eso...

Bueno, ¡¡que vayan bien tus segundas vacaciones!!